El placer de aprender

El Diario La Nueva España, del 14 de Diciembre, publicaba en su sección de Avilés un reportaje de Myriam Mancisidor sobre Concha Nieto García, una nonagenaria, maestra jubilada, que acude a los talleres de Aulas Populares en la ciudad.

Su vida ha sido intensa. Natural de Valladolid, comenzó estudiando Ciencias Químicas, carrera que abandonó por el Magisterio; en Asturias trabajó con niños discapacitados y párvulos. Casada en Asturias, se trasladó a Marruecos, donde su marido impulsaba escuelas mientras ella daba clases y criaba a sus siete hijos (6 chicas y 1 chico); tras el nacimiento de la última, se trasladó a Avilés, donde sigue viviendo y donde ayer celebró su cumpleaños, mientras asistía a clases .

Es una mujer que nunca ha puesto freno a sus sueños que considera que “no hay que dormirse en los laureles” y que “los mayores no podemos quedarnos sin hacer nada porque se nos va la vida”. La Historia (la de Asturias en particular), la literatura y las letras en general, le encantan.

En un mundo donde priman cosas como el enriquecimiento, el triunfo fácil, sin sacrificio y sin esfuerzo, la admiración por cuerpos perfectos, el individualismo…, valores como los que transmite esta mujer, escritos en sus arrugas vitales y en su sonrisa franca, la luz que desprende su vida, son un ejemplo a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *